Posteado por: Alejandro Villarreal | Jueves, septiembre 25, 2008

En Medio de Un Mar de Abortos, Rusia Muestra Pequeños Signos de Vida

Por Kathleen Gilbert

MOSCÚ (LifeSiteNews.com).- En una tierra en donde más niños son abortados que los que sobreviven a las bombas, un pequeño movimiento está despertando para aumentar la conciencia sobre la maldad del aborto, reporta el diario Los Angeles Times, según su reporte, los doctores rusos y los oficiales del gobierno del mismo modo, están exhortando cada vez más a las mujeres rusas para conservar a sus hijos, mostrando razones morales y demográficas.

Una mujer, Marina Chechneva, dedicada a practicar abortos en su pasado, ahora destina su tiempo a escribir artículos para revistas sobre el desarrollo del feto, algo que ella conoce bien por los años de manejarlos en los abortos, dice que siente una responsabilidad hacia los no-nacidos y escribe artículos para las mujeres que buscan que les practiquen un aborto y que no se dan cuenta de lo que están haciendo y “es realmente un asesinato.”

El Times habló con varias mujeres rusas que habían abortado, quienes confesaron que pensaron que sólo era una rutina quirúrgica, pero les causó severos traumas emocionales que nadie les había advertido.

“No sólo matas a un niño, a un ser viviente, sino también a una parte de ti, algo que estaba vivo en ti”, dijo Irina de 25 años, quien no desea revelar su apellido, “sufres una pena y un trauma, asesinas a un niño, fue mucho más iícil de lo que pensé.”

Irvina ha tenido varios abortos, al igual que la típica mujer rusa, alimentadas por la aversión al control natal y a una actitud pragmática de su situación económica. Pero los doctores en toda la nación están tratando de convencer a las mujeres de que el aborto no es una solución fácil, ni económica, “es una decisión que afecta de por vida”, dice la ginecóloga Natalia Smirnova, “es muy importante para mí mostrarles el ultrasonido del feto, de sus hijos, esto detiene a la mayoría.”

Las preocupaciones demográficas es lo que principalmente dio origen al naciente movimiento pro-vida, que forcejea en contra de una penetrante cultura del aborto, el gobierno ruso reconoce que el aborto es culpable en su mayor parte de la crisis de población del país, la cual, el presidente Vladimir Putin la ha llamado el mayor problema de Rusia.

Según el Times, el conteo del Servicio Federal de Estadísticas del Estado Ruso reportó que hay una ligera ventaja de los nacimientos contra los abortos en 2007 en Rusia, la primera vez que pasa esto en décadas, pero los doctores dicen que probablemente no hay tal cambio en la tendencia, ya que las mujeres están ahora optando por ir a clínicas privadas en donde no se lleva conteo de los abortos (o por lo menos no se comparten tales registros.)

Y ya que la creciente versión rusa del movimiento pro-vida no busca reconocer al aborto como ilegal, sino sólo restringirlo, el gobierno está promoviendo la nueva mentalidad imponiendo regulaciones más duras hacia el aborto, otorgando incentivos económicos para las familias que tengan hijos y cambiando la versión en los medios sobre el aborto para hacerlo menos deseable, las mujeres deben dar la bienvenida a sus hijos, dice el gobierno ruso, porque ellas tienen la responsabilidad de ayudar al Estado.

Natalia Karpovich, miembro del comité del Estado Duma enfocado hacia la familia, mujeres y niños, dijo, “como mujer rusa y madre, siento la presencia del estado, de que tiene futuro, que mi país me necesita como madre y necesita a mis hijos.”

“La posición espiritual es, consirerarlo un asesinato y que la mujer que lo hace, peca”, una madre de cinco agregó, sin embargo, “quiero puntualizar que es una decisión de la mujer.”

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías