Posteado por: B&T | Lunes, septiembre 22, 2008

Inglaterra: Cientos de Mujeres Están Abortando, Pero Ninguna Está Hablando de Ello

Por Hilary White

LONDRES (LifeSiteNews.com).- A pesar de tener una de las tasas más altas de aborto en el mundo, las mujeres británicas no hablan acerca de su experiencia personal con el mismo, el tema, dice Bethan Cole en un profuso artículo en el Daily Mail, todavía es tabú.

Cole escribió que mientras cientos de mujeres están teniendo abortos y permanece como un tema candente en los medios y en el Parlamento, el tema permanece como tabú para las mujeres que se han hecho practicar un aborto.

“Aún así, debemos hablar más de esto y exorcisar este secreto terrible que la mayoría de nosotras lo carga solitariamente.”

“La necesidad y el pánico, las penas y el arrepentimiento, la degradación y la deshonra” son la palabras que usó Cole para describir su propia experiencia con el aborto, Cole describió su actitud despreocupada hacia el sexo en el pasado, pero dijo que nunca lo relacionó seriamente con el embarazo, escribió que se “sintió embarazada” después de que obtuvo un nuevo empleo en Londres y fue una combinación impactante de tristeza y pánico.

“Pasaba por una relación y empleo nuevos, fue la peor cosa que pudo pasar, me pasaba gran parte del día en un estado de sobresalto, temor y pánico, entonces supe que tenía que actuar rápido”, el padre del niño no tuvo reparos y ella abortó en las instalaciones de la clínica aborcionista ‘Mary Stopes’, “no había posibilidad alguna de que pudiera tener al bebé entonces, fue casi un resultado inevitable el que lo terminara.”

Después de su aborto, Cole notó algo: “parece que entre las mujeres, incluso si son amigas cercanas, no hablan acerca de sus experiencias con el aborto.” Sin asesoría alguna, es poco probable que las mujeres puedan arreglárselas con el enredo de emociones que causa el aborto.

En la mayoría de los casos, no se habla acerca del aborto, incluso entre amigos, “podrías mencionarle a un amigo que has tenido un aborto, pero el resto de la experiencia queda en el silencio, las amistades asumen que la experiencia ha causado algún dolor, pero no preguntan en los casos en que los sentimientos estén sin tratar o con mucha dificultad para expresarlos.”

Según las estadísticas oficiales del año 2006, se cometieron 193,000 abortos en la Gran Bretaña y una encuesta reciente encontró que el 47% de las mujeres británicas creen que el límite de la edad gestacional para abortar, actualmente de 24 semanas, debería bajarse, sólo el 10% de las mujeres británicas creen que el aborto debería declararse ilegal en cualquier caso.

Cole describe las consecuencias de su aborto, diciendo que a pesar de haberse sentido liberada al principio y que pensaba que ese capítulo en su vida estaba empezando a cerrarse, empezó a sufrir de depresión clínica algunos meses después.

“Esto fue, en mi opinión, una consecuencia directa del aborto, casi como una singular depresión post-parto de un bebé que nunca nació”, su médico general le prescribió el antidepresivo Prozac y criar un gato, “una pequeña y adorable cosa peluda para reemplazar al ser precioso que perdí.”

Cuando ahora piensa en el aborto, dos pensamientos conflictivos emergen sobre todos: “El primero, que se ha hecho más grande con el tiempo, es un anhelo profundo de haber tenido al bebé y de tener uno todavía, hasta que conozca al hombre indicado”

“El segundo es una valoración práctica: entender que ese embarazo fue un accidente y que, en ese tiempo, no tuvo opción.”

La experiencia de Bethan Cole no es única y muchas mujeres británicas están empezando a hablar acerca del daño que el aborto le ha hecho a ellas y a sus familias, en sus relatos, la ausencia de la sensación de libertad es uno de los temas comunes y sobresalientes.

La organización ‘Víctimas Británicas del Aborto’, BVA por sus siglas en inglés, está promoviendo un documental que esperan sea mostrado en todo el país, en donde las mujeres ofrecen sus experiencias con el aborto. BVA fue fundado en 1987 para ayudar a las mujeres que se sienten estremecidas con los diversos síntomas del síndrome post-aborto. La película, hecha con la ayuda de la campaña norteamericana ‘No Más Silencio’, muestra a mujeres, la mayoría británicas, hablando sobre sus experiencias con el aborto en reuniones públicas.

La ‘Sociedad para la Protección de Niños No-Nacidos’, SPUC por sus siglas en inglés, la cual está ayudando también a promover la película, dijo que “la voz de la experiencia debe ser oída” en el debate del aborto, John Smeaton, director de SPUC, dijo “la experiencia predomina sobre la teoría y estamos haciendo todo lo que podemos para que esas voces sean escuchadas.”

Para información sobre la película “Silent No More / No Más Silencio” (en inglés): http://www.bvafoundation.org/silentnomore.html

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías