Posteado por: Alejandro Villarreal | Sábado, septiembre 13, 2008

Exaltación de la Santa Cruz

14 de septiembre.

La Iglesia exalta en esta día la cruz, es decir, la glorifica y la celebra con una liturgia sobria y como reprimida, libre de todo vacío sentimentalismo y completamente impregnada de esperanza y de gozo; el madero de infamia se ha convertido en adelante en el glorioso emblema del amor redentor.

Según lo atestigua Eteria en su célebre peregrinación a Jerusalén, a fines del siglo IV, fueron consagradas el 14 de septiembre del 335 las dos basílicas que Constantino hizo construir en honor de la pasión y de la resurrección, en el mismo lugar del Calvario y del santo sepulcro, en presencia de su madre, santa Elena. No resulta pues imposible que esta última haya desempeñado un algún papel en la invención de la cruz, acontecimiento cuyo recuerdo ha hecho que naciera la fiesta de hoy. Pero la Iglesia también conmemora hoy el triunfal regreso de la santa cruz a Jerusalén, en 630, a raíz de la victoria del emperador Heraclio sobre los persas.

El culto de la santa cruz está bien comprobado, hacia mediados del siglo IV, en Jerusalén, y asimismo en numerosos lugares a donde se habían dispersado parcelas del sagrado leño. Roma se gloria de poseer el fragmento más considerable, en la basílica de la Santa Cruz de Jerusalén, edificado por Constantino en el emplazamiento del palacio de su madre.

Extraído del Misal diario.

Basílica de la Santa Cruz de Jerusalén


Categorías