Posteado por: B&T | Martes, septiembre 9, 2008

Diputado Brasileño en Busca de Respuestas Relacionadas con un Programa de Vacunación Sospechoso

Por Matthew Cullinan Hoffman
http://www.lifesitenews.com

La Organización Mundial de la Salud, pro abortista, denuncia en internet  rumores que las vacunas incluyen agentes esterilizantes.

BRASILIA (LifeSiteNews.com). En respuesta a las preguntas surgidas por un programa de vacunación masivo por rubeola en Brasil, que luce bastante similar a otras campañas que han incluido agentes esterilizantes en las vacunas, el Diputado brasileño Miguel Martini ha presentado una solicitud oficial para que el Ministro de Salud del país clarifique el asunto.


En su carta, en donde cita artículos periodísticos de LifeSiteNews así como de otras fuentes, Maritni hace la observación que en Argentina se realizó una campaña por rubeola bastante similar en 2006, y esas pruebas mostraron la presencia de la hormona Gonadotropina Coriónica Humana (GCH), que crea inmunidad al embarazo cuando se incluye en las vacunas, provocando abortos.

“En Argentina, la Facultad de Farmacéutica y Bioquímica de la Universidad de Buenos Aires, confirmó la presencia de la hormona GCH en las vacunas contra la rubeola distribuidas por el Ministro de Salud de ese país (http://www.diario7.com.ar/nota_completa.php?id=1536)”, escribió Martini.

El Ministro de Salud de Brasil, como su contraparte argentina en 2006, es un ardiente promotor del aborto, la anticoncepción y otros métodos de control poblacional.

Martini puntalizó que la campaña brasileña de vacunación, que es la más grande en la historia, se lleva a cabo para prevenir sólo 17 casos de defectos en el nacimiento anuales en un país de 180 millones de habitantes, y es obligatorio incluso para aquellos que ya han sido vacunados.

“Unicamente por 17 casos de rubeola anuales en los bebés en gestación, el Ministro de Salud quiere vacunar a 70 millones de brasileños, incluso a aquellos que ya han padecido la enfermedad o ya han sido vacunados”, escribió.

Martini solicitó al Ministro de Salud que contestara sus ocho preguntas, incluyendo: “Si alguna prueba ha detectado la presencia de GCH, ¿cuál es el origen y nombre de los laboratorios que manufacturan las vacunas?” y “si el objetivo real es erradicar la enfermedad de la rubeola, entonces, ¿por qué vacunar a las personas que ya han sido vacunadas?”

“Es urgente y necesario el conseguir la verificación respecto las vacunaciones en Brasil”, continuó Martini, “por lo menos es necesario la realización de pruebas en Brasil, por instituciones adecuadas de investigación, sobre las vacunas que se distribuyen en Brasil”

Mientras tanto, las preguntas lanzadas por Martini, así como de activistas pro-vida como Julio Severo y Vida Humana Internacional, han estado circulando ampliamente por internet, provocando una respuesta desafiante a la pro abortista Organización Mundial de la Salud (OMS)

Después de declarar su apoyo a la campaña de vacunación en Brasil, el comunicado de la OMS dice que se han esparcido rumores en la internet por parte de “grupos con intereses particulares para propagar falsa información con el objetivo de  desviar la atención de la campaña de vacunación. Estos rumores pueden empezar como mensajes anónimos que cuestionan la seguridad de las vacunas usadas o hacia la justificación de las campañas de vacunación” (http://www.opas.org.br/sistema/fotos/comunicado_ref_rumores_…)

La OMS afirma que la organizaciones “anti-vacunción” han esparcido tales rumores en países como Argentina y Nicaragua, y denuncia tales actividades como “difamaciones”. Sin embargo, no menciona el hecho que un laboratorio en Argentina realizó pruebas en campañas previas que comprobaron la presencia del agente esterilizante GCH.

Julio Severo, activista pro-vida que ayudó a esparcir la alarma sobre el actual programa de vacunación, rechaza las declaraciones de la OMS.

“El papel de la OMS en los esfuerzos por el control poblacional, ha sido documentado por más de veinte años”, dijo a LifeSiteNews, “y desde los 70’s del siglo pasado, la OMS ha apoyado las investigaciones para la creación de agentes esterilizantes o micro-abortivos para que trabajen silenciosamente en las vacunas convencionales”

“Aún así, cuando son sorprendidas y exhibidas sus sucias artimañas, la OMS descaradamente lo niega como si no supiera nada acerca de los controles problacionales y como si fuera el modelo de agrupación pro-vida en el mundo inocentemente preocupado sólo por la salud de los bebés en gestación y su salud”

Traducción: A. Villarreal de B. y T.

ACTUALIDAD


Categorías