Posteado por: Alejandro Villarreal | Domingo, abril 15, 2012

Homilía: «Primer domingo después de Pascua» por el R.P. Sean Guerrity, FSSPX

Título: Homilía: «Primer domingo después de Pascua»
Autor: R.P. Sean Guerrity, FSSPX
Homilía correspondiente a la Misa rezada del domingo 15 de abril de 2012 en la capilla de Ntra. Sra. de Guadalupe. Publicado aquí sin el permiso expreso del autor

R.P. Sean Guerrity, FSSPX. (imagen: sspxsemiary.org)

Domingo de Quasimodo, Domingo in albis, Pascuilla: tres nombres que se dan a este domingo, el primero por razón del introito; el segundo, por alusión a las blancas vestiduras de los neófitos; el tercero, por cerrar la octava de Pascua.

Durante toda la semana han lucido los neófitos la vestidura blanca de su bautismo. La dejaron ayer; pero hoy la Iglesia les conjura a que prolonguen en sí mismos las fiestas pascuales permaneciendo fieles a las gracias que en ellas han recibido (colecta). Renovados también nosotros, en nuestra vida de bautizados, por la celebración pascual, escuchemos la apremiante invitación de la Iglesia; ella se dirige a nosotros de la misma manera que a los que acaban de entrar en las milicias cristianas.

Ciertamente, no estamos solos ni sin ayuda en la vida que hemos abrazado. La Iglesia confirma nuestra fe y alimenta nuestras almas con «la leche pura de su doctrina», con el pan de la eucaristía. Hace de nosotros testigos de la resurrección de Cristo y de la victoria que han reportado sobre el mundo perverso. [Tomado del Misal Diario latín-español]

Primer domingo después de Pascua

bibliaytradicion.wordpress.com

SOBRE la REPRODUCCIÓN del CONTENIDO de B&T: Se concede el permiso para reproducir, total o parcialmente, las traducciones originales de este blog, en otras páginas o blogs, con la condición de mencionar el origen del mismo, así como a su autor original y el nombre del traductor. El autor de B&T hace lo correspondiente al tomar material de otras páginas, sin excepción, y a pesar de no concordar totalmente con las ideas de otras webs o autores, creyendo que en esto reside un simple pero no despreciable acto de honestidad.


Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 825 seguidores